Vergüenza para Pakistán: La Sharia prevalece sobre la ley

“Esta es la enésima derrota de la justicia y la enésima prueba de que el Estado no considera a los cristianos como ciudadanos paquistaníes”. Este es el comentario lleno de dolor que le ha hecho a Ayuda a la Iglesia Necesitada Nagheena Younus después de la audiencia sobre el caso de su hija Huma, celebrada esta mañana a las 11:00, hora local, en la Corte Suprema de Sind en Karachi.

Los dos jueces de la Corte Suprema, Muhammad Iqbal Kalhoro e Irshad Ali Shah, han dictaminado que, aunque Huma fuera menor de edad, el matrimonio entre la muchacha cristiana y su secuestrador Abdul Jabbar sigue siendo válido porque, según la ley de la sharía, cuando una niña ha tenido su primer ciclo menstrual, puede casarse independientemente de su edad. Por lo tanto, no se ha dado ningún valor a la Ley de restricción del matrimonio infantil, la ley que prohíbe los matrimonios con menores que entró en vigor en 2014 en Sind y que nunca se ha aplicado hasta ahora. “Esperábamos que la ley pudiera aplicarse por primera vez en este caso”, ha señalado la abogada Tabassum Yousaf, “pero es evidente que en Pakistán estas leyes se formulan y aprueban sólo para acreditar al país ante la comunidad internacional, pedir fondos de desarrollo y comerciar gratuitamente con productos pakistaníes en el mercado europeo”.

Yuma Younus.
Yuma Younus.

Tanto los padres de la niña católica de 14 años secuestrada el 10 de octubre pasado como la comunidad cristiana en general habían albergado muchas esperanzas. Se suponía que Huma debía comparecer ante la Corte, como solicitaron los jueces durante la audiencia anterior del 16 de enero al policía a cargo de la investigación, Akhtar Hussain. Al preguntarle sobre la ausencia de la chica, esta mañana el agente de policía se ha limitado a decir que la chica había sido convocada. Desde el principio del caso, Hussain ha mantenido una actitud ambigua, despertando fuertes sospechas de su complicidad con el secuestrador Jabbar.

Sin embargo, los jueces encargaron a este policía que se realizara un examen médico para certificar la edad de Huma, como Yousaf ha vuelto a pedir esta mañana. “Está claro que como Hussain es el encargado”, ha dicho la abogada, “hay muchas probabilidades de que los resultados de la prueba estén falseados. No obstante, tenemos la esperanza de lograr demostrar la minoría de edad de la niña para que al menos pueda ser asignada a un centro, alejándola así de su secuestrador”.

La próxima audiencia está programada para el 4 de marzo, pero, desafortunadamente, aunque se certifique que Huma es menor de edad, la decisión de los jueces de considerar válido el matrimonio anula cualquier posibilidad de que Jabbar sea castigado por los delitos de secuestro y matrimonio forzado.

Our Task Areas
Our Regional Activities
Press contact

Latest News

‘Vehículos para Dios’: ese era el lema de la campaña de recaudación de fondos lanzada hace tres cuartos de siglo,...
Entre enero y finales de diciembre de 2023, la diócesis católica de Makurdi de la región nigeriana del Cinturón Medio...
ACN se une a la petición del Papa para instar a la liberación inmediata y sin condiciones de las religiosas...