Pakistán: Se hizo justicia… al fin

Un cristiano en Pakistán, que languideció en la cárcel durante casi ocho años, ha sido liberado después de que lo absolviera un tribunal de Lahore.

Humayun Allahrakha (anteriormente conocido como Humayun Faisal Masih), ahora de 32 años, estaba quemando un periódico en Sanda, una ciudad en el distrito de Lahore, en mayo de 2015 cuando unos musulmanes que lo vieron le acusaron de blasfemia, alegando que los periódicos contenían versos del Corán.

Una turba islamista se desató y atacó hogares cristianos y lugares de culto, incluida la iglesia católica local de San José. Cientos de personas huyeron para salvar sus vidas.

Allahrakha, que era barrendero, fue detenido por la policía antes de que la turba tuviera la oportunidad de lincharlo, pero fue acusado en relación con la sección 295B del Código Penal de Pakistán, que conlleva cadena perpetua por profanación del Corán.

La Comisión Nacional para la Justicia y la Paz (NCJP), una organización católica de defensa dirigida por católicos, luchó para demostrar la inocencia de Allahrakha y finalmente el Tribunal de Distrito y Sesiones de Lahore lo absolvió. Fue liberado de la cárcel y trasladado a un lugar seguro en medio de continuos temores por su seguridad.

En declaraciones a la fundación internacional Aid to the Church in Need (ACN), el Padre Emmanuel ‘Mani’ Yousaf, director nacional de NCJP, dijo: «Es una cuestión de vida o muerte poder ayudar a los acusados ​​en tales situaciones».

Dando detalles del incidente que condujo a su condena, el padre Yousaf explicó que Allahrakha tenía problemas de salud mental y usó el periódico para fumar narcóticos. El padre Yousaf dijo: “Era un drogadicto, sentado con sus amigos en un lugar sucio. Consiguió un trozo de papel y lo usó para fumar drogas. Algunos de los papeles contenían versos del Corán. Pero el hombre es analfabeto. No sabía lo que estaba haciendo”.

El padre Yousaf alabó la labor de los abogados que, dijo, trabajaron incansablemente para demostrar la inocencia de Allahrakha. Subrayando la importancia de que Allahrakha abandonara la cárcel lo antes posible después de ser absuelto, el padre Yousaf dijo: “Queríamos asegurarnos de que no se quedara ni un día más en la cárcel. No habría estado a salvo allí”.

El sacerdote agradeció a ACN su apoyo a la NCJP, que brinda apoyo legal y paralegal a los cristianos acusados ​​de blasfemia y crea conciencia sobre cuestiones de justicia dentro de la comunidad local: «ACN siempre ha sido muy útil para apoyar a la NCJP. La fundación internacional ha sido una muy buena amiga para nosotros».

Our Task Areas
Our Regional Activities
Press contact

Latest News

‘Vehículos para Dios’: ese era el lema de la campaña de recaudación de fondos lanzada hace tres cuartos de siglo,...
Entre enero y finales de diciembre de 2023, la diócesis católica de Makurdi de la región nigeriana del Cinturón Medio...
ACN se une a la petición del Papa para instar a la liberación inmediata y sin condiciones de las religiosas...