Camerún: La diócesis de Maroua-Mokolo ya tiene una nueva catedral y ACN ha apoyado su construcción

El sábado 8 de julio, se consagrará la catedral de la Asunción de la Virgen en la ciudad de Maroua, en el norte de Camerún. Según informa la fundación pontificia internacional Aid to the Church in Need (ACN), con ello concluirá un proyecto de construcción iniciado hace nueve años en el corazón de la diócesis de Maroua-Mokolo.

Respecto a este evento, el obispo Bruno Ateba Edo ha declarado: “Estamos orgullosos y felices. Por fin tenemos un lugar de culto donde celebrar dignamente la Santa Misa”. Según explica, hasta ahora la misa tenía que celebrarse o bien en una iglesia demasiado pequeña y en mal estado, o bien en la “bio-catedral”, como llama Mons. Ateba a un espacio cubierto por ramas de árboles.

catedral camerun
Mons. Bruno Ateba

Según él, la nueva catedral es “un signo de la unidad de todos los habitantes”, y añade: “En una ciudad con más de 600 mezquitas es importante mostrar que en Maroua también la Iglesia católica tiene su hogar”.

Maroua-Mokolo comparte frontera con Nigeria y Chad, y ha sido objeto de repetidos ataques de grupos terroristas islamistas en los últimos años.

La diócesis se enfrenta a grandes retos: no sólo está situada en una de las zonas más pobres del país, sino que también acoge a un gran número de desplazados cameruneses y de refugiados nigerianos que han huido de sus hogares para escapar del terror de Boko Haram. Así, además de la construcción de la catedral, ACN también ha apoyado en esta diócesis del norte de Camerún varios proyectos de ayuda a niños refugiados y un campo de refugiados para víctimas de Boko Haram en Minawao.

catedral camerun
Iglesia quemada en la parroquia de San Pedro en Douroum

Arte africano para la casa de la Iglesia

El obispo se congratula de la respuesta positiva de los habitantes de Maroua, Camerún, ante la nueva catedral: “Todos comparten nuestra alegría, independientemente de la religión a la que pertenezcan”. Según informa a ACN, las autoridades municipales facilitaron una parcela en el centro de la ciudad para la construcción de la catedral, y muchos residentes, incluidos musulmanes, han ayudado a levantarla. Un artista local junto con sus alumnos ha creado los frescos de la catedral.

Según informaciones de la diócesis, el nuevo templo dedicado a la Virgen ofrece espacio para 3.500 fieles y refleja, junto a motivos cristianos, la cultura local. Así, la forma de la catedral representa una casa al estilo africano, y las imágenes y frescos en su interior tienen rasgos africanos. “Para nosotros, los frescos son como una catequesis porque nuestra fe es aún muy joven”, explica Mons. Ateba.

catedral camerun
La catedral nueva

La Asunción de la Virgen y la protección maternal de María son los temas principales de la nueva catedral. El contorno del edificio representa el manto de la Santísima Virgen María, que protege y abraza a los creyentes. La disposición de las columnas en el interior forma la letra M de María, y los cuatro pilares que sostienen el tejado tienen la forma de una estrella que se estrecha hacia arriba, simbolizando la Asunción de la Virgen María.

Mons. Ateba ha dado las gracias de forma explícita a los benefactores de Aid to the Church in Need y de las demás organizaciones de ayuda por su contribución económica a la construcción de la nueva catedral.

La diócesis de Maroua-Mokolo, erigida en 1973, está situada en el extremo norte de Camerún y ocupa una superficie de 14.332 kilómetros cuadrados, con una población estimada de dos millones de habitantes. El 40% de los habitantes son musulmanes; el 30%, cristianos; y el restante 30% profesa religiones naturales.

Our Task Areas
Our Regional Activities
Press contact

Latest News

‘Vehículos para Dios’: ese era el lema de la campaña de recaudación de fondos lanzada hace tres cuartos de siglo,...
Entre enero y finales de diciembre de 2023, la diócesis católica de Makurdi de la región nigeriana del Cinturón Medio...
ACN se une a la petición del Papa para instar a la liberación inmediata y sin condiciones de las religiosas...